Los hornos

(capítulos del 87 al 102), grabado

Los hornos (para refinar el aceite de la ballena)

En la parte superior izquierda hay una vista superior y una vista frontal del horno con el que se quita la lágrima del tocino cocinado, es por este motivo que el grabado tiene este título. Detrás, una imagen del aparato en funcionamiento. Debajo hay una lámpara de Argán, en la que se utiliza el aceite de ballena.

Una vez más el doblón

El doblón, aún clavado al mástil, como si fuera el ombligo de la nave, estará sucesivamente estudiado en secreto por una serie de miembros de la tripulación. Todos ven un mundo diferente en ello. Starbuck, por ejemplo, ve un valle de la muerte, donde Dios a pesar de todo nos rodea, como un faro de esperanza. Stubbs identifica al sol entre las estrellas como el zodíaco y al zodíaco como una fase en la vida de todos. Flask solo mira los cigarros que puede comprar y comete un error de cálculo, ilustrado en la parte superior a la izquierda de la imagen del doblón. El valor del doblón es de $16, con ello se puede comprar 800 cigarros de 2 centavos. Pero Flask piensa que puede comprar 960. La diferencia es 160, una decena del valor. Según Viola Sachs, con Melville nada sucede por casualidad y el error de cálculo subraya la importancia del cuadrado mágico de 16 en una impresión de Durer, mencionado en la primera imagen de Reuvers.

¿Y qué ve Ahab en la soledad de su egoísmo vengativo? “Tres picos de montañas tan orgullosos como Lucifer. Esa torre empinada, es Ahab; el volcán, es Ahab; ese pájaro intrépido, también es Ahab; todo es Ahab”

En la preparación de este grabado, Reuvers consultó el oráculo del Mahjong. Al poner en un orden una cantidad de piedras Mahjong escogidas a ciegas, ellas responden a todas las preguntas. Reuvers preguntó por Ahab. La figura representada en el medio de la impresión fue la respuesta: las piedras blancas representan un animal mágico y blanco, los palos de bambú hacen referencia a los viajes en el mar y el viento del oeste a las 10 indica la adversidad. Por supuesto, nada sucede por casualidad.
La figura de abajo es Ol-olum, el Dios del agua y de la riqueza, que vive en un palacio bajo el agua y que tiene a las personas y a los peces como sirvientes: una referencia al negro Daggoo, el tercero de los arponeros y el escudero de Flask. Al lado, se hace referencia a Fedallha, el arponero farsi del balandro de Ahab, una vista superior de una torre persa del silencio. Como farsis no pueden enterrar, quemar o arrojar a sus muertos al agua, construyen torres donde deponen sus cadáveres para los buitres. La estatua de la derecha representa a Tashtego, el indio y escudero de Stubbs. Es la empuñadura de un palo con una orca que devora a un ser humano.

Ámbar gris

Cuando el Pequod cruza el estrecho de la Sonda (el mapa detrás y en el centro), los piratas malayos le persiguen. La imagen en la parte superior derecha muestra una canoa pirata de Malasia.

Luego encuentran al ballenero francés, el Capullo de la Rosa, (véase la cucarda desteñida) con algunos cachalotes malolientes atados al lado. Stubbs hace creer al capitán que su tripulación puede enfermarse a causa de los peces apestosos y el capitán francés suelta las ballenas con un cuchillo. Momentos después, el Pequod recoge uno de los peces que, tal y como Stubbs sospechaba, está lleno del caro ámbar gris, que se utiliza en la industria del perfume. (Véase la etiqueta situada en el centro)

El apretón de manos

El espermaceti de la cabeza de un cachalote se solidifica en una masa grumosa que debe ser exprimida por los marineros en una bañera grande. El delicioso olor de los espermatozoides y los largos apretones en la masa grumosa, donde coinciden también las manos de hombres, les provoca un éxtasis homoerótico. (Véase la imagen en el centro del fondo.)
El barco en la parte inferior derecha es de Samuel Enderby, un ballenero inglés, a cuyo capitán le falta un brazo después de un encuentro con Moby Dick.